Mapa del Sitio - Tarot -
Tarot Videncia Adivinacion Tarot Tarotistas

Ángeles

Apariciones Famosas de Ángeles

Los relatos de apariciones de ángeles no datan únicamente de tiempos bíblicos, sino también de época posterior, incluso del siglo xx y de nuestros días.

Los ángeles no se manifiestan a cualquier persona al azar la persona en concreto o ha vivido muchos años a la espera de un encuentro con un ángel o bien su vida de entrega a Dios lo hace posible. Así, no es de extrañar que Papas católicos como Pío XI (1922-1939) o Juan XXIII (1958-1963) hayan hablado de la estrecha relación mantenida con su ángel de la guarda.

Auxilio contra la peste
Según se cuenta, en la temprana Edad Media, el arcángel Miguel se apareció en Apulia. Monte Sant Angelo, un lugar de peregrinación, se encuentra hoy emplazado en el lugar en el que supuestamente se apareció repetidas veces la primera persona a la que se mostró fue Laurentius Maioranus, obispo de Siponto, y le comunicó que su lugar de culto estaba en una gruta y que él la custodiaba. Según se dice, todo lo que se solicita en esa gruta es concedido. Más tarde, el arcángel consagró el lugar.

Es el único centro de culto cristiano no consagrado por la Iglesia. El arcángel se apareció en esta gruta por última vez en 1656, cuando, como consecuencia de la irrupción de una epidemia de peste en Monte Gargano, el arzobispo lo invocó. El arcángel indicó a las gentes que utilizaran las piedras de su gruta como remedio contra la enfermedad. De ese modo, según se cuenta, se consiguió poner fin la peste.

Cuenta la tradición que, en 708, el arcángel Miguel se apareció en el islote rocoso francés que hoy lleva su nombre, Mont Saint-Michel, y exigió que se construyera allí una iglesia. La isla y la iglesia constituyen hoy un popular lugar de peregrinación y turístico.

Una lanza en el alma
El beato Pío de Pietrelcina (1887-1968) recibió en su cuerpo, al igual que san Francisco de Asís, los estigmas , aunque en su caso no se sabe con qué ángel mantuvo contacto. Para que sus marcas en las manos pasaran desapercibidas, llevaba siempre mitones.

El padre Pío nació en un pequeño pueblo cerca de Nápoles, en el seno de una humilde familia de campesinos, y decidió convertirse en un sencillo sacerdote rural. Pero le aguardaba otro futuro, ya que sería célebre como profeta y sanador de enfermedades. Se le atribuye haber predicho al joven Karol Wojtyla, futuro papa Juan Pablo II (1978-2005), su elección como cabeza de la Iglesia católica y el atentado que sufrió el año 1981, y, asimismo, la infrecuente facultad de la bilocación (véase p. 28, recuadro), esto es, la capacidad de estar en dos lugares distintos a la vez.

El padre Pío describió al ángel que se le había aparecido como una figura luminosa, un hombre majestuoso «de una belleza infrecuente y reluciente como el sol». Este ángel lo apoyó en lo sucesivo en su lucha contra el mal, y también le profetizó que estaba asegurada la victoria final del bien. En 1918, mientras el padre Pío estaba confesando a un grupo de jóvenes, recibió su primer estigma de un ángel que llevaba en la mano una larga lanza de metal, de punta muy afilada y flamante. El ángel, según el padre Pío, se la introdujo en el alma, lo que le produjo un intenso dolor.

En otoño del mismo año, se le apareció un ángel que sangraba abundantemente por las manos, los pies y el pecho. El padre Pío refiere como sigue este encuentro: «La visión me espantó. o puedo describir lo que sentí en ese momento. Tuve la sensación de morir, y seguro que hubiera muerto de no haber mediado la intervención del Señor, que retuvo mi corazón, que amenazaba con saltar de mi pecho».

«La aparición se marchó y yo noté que mis manos, pies y costado estaban horadados y sangraban. ¡Imaginaos los sufrimientos que tuve que soportar entonces y que sigo padeciendo aún día tras día!», añade el padre Pío.

Se dice que los ángeles de la guarda de las personas que se confesaban con el padre Pío permitían a éste acceder a los secretos más ocultos de sus confesados. y también que los ángeles le hacían posible entender lenguas extranjeras.
El año 2002 el padre Pío fue beatificado por el papa Juan Pablo ll.

La mayor parte de las apariciones de ángeles documentadas, sin embargo -y pese a que los casos mencionados hasta ahora parezcan indicar lo contrario-, han tenido lugar en presencia de mujeres.

La novia perfecta de Cristo

Después de arrepentirse de los pecados cometidos en el pasado y orientar su vida a Dios, a la beata Ángela de Foligno (1248-1309), a quien en ocasiones se nombra como la «novia perfecta de Cristo», se le apareció el Redentor con sus ángeles en muchas visiones. De ella ha quedado recogido el siguiente testimonio: «Si no lo hubiera vivido, no creería la felicidad que puede proporcionar la visión de un ángel».

Santa Agnes de Montepulciano (1247-1317), fundadora de un convento, recibió diez veces la comunión de manos de un ángel. A santa Rosa de Viterbo (1235-1252) se le aparecieron en varias ocasiones ángeles que, entre otras cosas, le predijeron sucesos futuros como la muerte del emperador Federico lI.

Santa Clara de Montefalco (hacia 1275-1308), una hermosa joven de familia adinerada, optó por una vida de entrega a Dios a la temprana edad de seis años. Llevó una vida frugal y penitente: siempre iba descalza, dormía sobre tablas duras y sólo comía hierbas amargas con pan negro. Los ángeles que se le aparecieron eran adolescentes alados. Al morir Clara, su corazón fue examinado y se encontró una imagen de Jesucristo crucificado representada en él.

A su hermana, Juana de Montefalco, también se le aparecieron ángeles coreados por una música paradisíaca. Los sonidos fueron escuchados por el resto de las hermanas de su comunidad religiosa, que relataron, además, que el aposento de Juana rebosaba de luz durante las apariciones.

Salvación por medio de un ángel
En 1399, santa Francisca de Roma (1384-1440), conocida también como Francisca Romana o «Coecolella», y su cuñada Vannuza fueron salvadas de morir ahogadas en el Tíber por un ángel. Su aspecto era el de un muchacho de unos diez años, llevaba el cabello largo e iba vestido con ropas eclesiásticas. El ángel siguió al lado de Francisca un cuarto de siglo, ayudándola sobre todo en su lucha contra el mal, que la mortificaba en forma de visiones diabólicas.

Más tarde, este ángel fue sustituido por otro ángel, más resplandeciente, que permaneció cerca de ella hasta su muerte. Gracias a la luz de ese ángel que siempre estaba a su lado, podía leer y escribir por la noche. Santa Francisca veía a menudo a este ángel hilando y entretejiendo una hebra dorada. Francisca lo interpretó como una metáfora de su propia vida. Según se dice, poco antes de morir vio que el tejido estaba casi terminado.

La doncella de Orleansa
El arcángel Miguel se le apareció a Juana de Arco (1412 -14 31), santa nacional francesa conocida también como Juana de Orleans, a la edad de trece años y le comunicó que había sido elegida para salvar a Francia. El arcángel se le mostró con los rasgos de un joven guerrero y rodeado de otros ángeles. Pero no quedó todo en este primer encuentro, ya que el arcángel se convirtió en una suerte de acompañante celestial de Juana de Arco.

El arcángel estuvo a su lado en los momentos importantes, la ayudó a encontrar la espada perdida y le recordaba una y otra vez su misión. Cuando tras su encarcelamiento los miembros de la Inquisición la interrogaron, declaró que el arcángel Miguel apoyaba los pies en el suelo en sus apariciones, lo que se consideró una afirmación herética. Juana de Arco fue declarada hereje y quemada en la hoguera de Ruán.

Sudor de sangre
Gemma Galgani (1879-1903) tuvo una vida corta llena de sufrimiento. Cuando todavia era una adolescente, perdió a su madre, a su hermano y finalmente a su padre. Su salud también era débil. A los 21 años de edad recibió la extremaunción, pero posteriormente volvió a sanar de forma milagrosa y trabajó como criada.

Poco después, la víspera de la conmemoración católica del Sagrado Corazón de Jesús, Gemma entró en éxtasis, y le aparecieron en el cuerpo los estigmas. Esto se repitió, acompañado de grandes dolores, cada jueves hasta su muerte, el Sábado Santo de 1903. Al parecer, emanó sudor de sangre, algo que ella misma justificó con estas palabras: «Cristo vive en mí». Gemma tenía una relación íntima con su ángel custodio, al que veía a su lado casi de continuo.

Éste tenía un comportamiento maternal con ella, la elogiaba o la reprendía. También podía ver los ángeles de otras personas.

Encuentros con un arcángel
La historia del padre Pío no es el único testimonio que documenta casos de encuentros con ángeles en época contemporánea. Otro caso es el de la mística alemana Teresa Neumann, conocida con el sobrenombre de Resl von Konnersreuth, que vivió entre 1898 y 1962.

Como el padre Pío, Teresa provenía de una humilde familia de campesinos. Después de sufrir una grave enfermedad, empezó a tener visiones todos los viernes. Los estigmas le empezaron a aparecer el año 1926. Posteriormente, durante 36 años no comió otra cosa que la hostia sagrada que recibía en la comunión. A Teresa Neumann se le atribuye también la facultad de la bilocación.

Describió a su ángel de la guarda como un «hombre luminoso» sin alas, que, según sus declaraciones, la protegió constantemente del demonio. Al parecer, Teresa podía ver también el ángel guardián de quienes la visitaban, además de tener visiones en las que los ángeles llevaban a cabo sus misiones (por ejemplo, al arcángel Gabriel anunciando a Maria el nacimiento de su hijo Jesús).

Supuestamente, en sus visiones hablaba lenguas que, en su condición de humilde campesina, era imposible que dominase (por ejemplo, la lengua aramea, emparenta da con el hebreo). La Iglesia católica, sin embargo, no ha reconocido oficialmente hasta hoy ni sus estigmas ni su ayuno.

Un ángel con aspecto de mariposa
A la mística italiana Teresa Palminota 0896-1934) se le atribuye una relación especial con su ángel de la guarda. Lo llamaba su «angelito» y, al parecer, la ayudó en todas las situaciones de la vida. Se dice que el «angelito» incluso le mecanografió una carta en una ocasión que no pudo hacerlo ella.

Fuera de casa, el «angelito» la acompañaba adoptando el aspecto de una mariposa blanca, que revoloteaba a su alrededor. Según declaraciones de testigos, el ángel de la guarda ayudó a Palminota a superar su minusvalía: como consecuencia de una otitis media, se había quedado sorda, pero pese a todo era capaz de entender a su confesor, aun sin leer sus labios. Teresa Palminota decía que Dios o su «angelito» hacían que lo entendiese todo.

Hoy en día, también hay ejemplos de mujeres que tienen un contacto directo con su ángel. En Calabria, Italia, vive Natuzza Evolo, vidente y sanadora milagrosa estigmatizada. Natuzza, madre de varios hijos y abuela, afirma poder ver el ángel de la guarda de casi todas las personas.

Según ella, este ángel sólo está junto a las personas vivas, los muertos no tienen ningún acompañante celestial. En el caso de los laicos, el ángel siempre aparece a su derecha; en las personas religiosas, por el contrario, siempre a la izquierda, lo que hace posible que las distinga incluso cuando no llevan ningún tipo de atuendo religioso.

Hemogramas divinos
En el caso de Natuzza Evolo se habla también de «hemografía»: palabras o signos religiosos que aparecen en su cuerpo escritos con sangre, y que también pueden aflorar en pañuelos o prendas de Natuzza que han estado en contacto con sus estigmas.

El fenómeno se dio por primera vez cuando a los 16 años recibió la confirmación en la iglesia de Mileto. En aquel entonces, todavía no presentaba ningún estigma, pero se le formó una cruz en su hombro. Un estudio de observación paranormal, que tiene como objeto de investigación las apariciones de la percepción extrasensorial y la psicoquinesia que no se pueden explicar científicamente, no aportó prueba alguna de que Natuzza fuese una farsante.

No obtiene ningún beneficio económico por los servicios que presta a otras personas e intenta aplacar el interés público que despierta su persona.

 



Puedes realizar tu consulta al Tarot desde cualquier parte del mundo utilizando
Paypal y Skype.

Ofertas Visa Tarot Sol Aguilar
¿Quieres pagar con paypal?.
Infórmate aquí.
Contacta con una operadora llamando al
93 150 40 80.
Desde fuera de España marca el
+34-93 150 40 80. También puedes ponerte en contacto con nosotros utilizando Skype.


Si quieres llamar gratis, desde cualquier parte del mundo, puedes utilizar Skype. Sólo pagarás la consulta. Añádenos a tus contactos como metirtasl.
Para más info haz clic aquí








Trabaja en Tarot Sol Aguilar |  Fotos Santos |  Fotos Tarot |  Fotos Rituales |  Fotos Ángeles |  Fotos Runas |  Fotos OVNI |  Fotos Misterios |  Fotos Fantasmas
Tarot Sol Aguilar