El PORVENIR PREDICHO POR LOS DADOS





Elige una pregunta
y deja que los dados te contesten

Veamos cómo se puede adivinar el futuro con una pareja de dados comunes de juego, los conocidos cubos de hueso, marfil, madera o plástico, que a menudo se venden como llavero en una minúscula bolsita de piel.

Ante todo hay que estudiar la serie de preguntas que puedes desplegar en la parte superior y escoger la más próxima al problema en torno al cual queremos interrogar a la suerte.
Luego, hay que pensar intensamente en la pregunta.
A continuación se observa el número que aparece. Dicho número va relacionado con una respuesta breve y directa.

Según las reglas esotéricas, en este tipo de adivinación se deberían hacer sólo tres preguntas en un día; además, una vez obtenida la respuesta se debería esperar un cierto tiempo antes de repetir la misma pregunta.
Recomendamos al lector usar este tipo de adivinación sobre todo como un curioso pasatiempo. Pero que nadie se maraville si los resultados van más allá de lo esperado.



Es posible que la suerte esté aliada con tu destino...